Hoi An y Hue. Hue y Hoi An.

HOI AN
Tras abandonar Dalat decidí saltarme Mui Ne y llegar directamente a Hoi An, una ciudad de la que todo el que había pasado por allí me había hablado muy bien.

Hoi An fue un antiguo puerto de primer orden en Vietnam y actualmente ha sabido adaptarse muy bien al turismo. Su principal atractivo es el casco antiguo declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, lleno de edificios históricos, antiguas casas de comerciantes, templos chinos y otras casas señoriales de antiguas familias que persisten aún hoy aunque repartidas ya por medio mundo.

 

Hoian_calle Hoian_calle2 hoiantemplo hoiantemplo2 hoian_fuentepuertas

Hoi An no sólo no me decepcionó si no que me quedé absolutamente enamorada de ella. Efectivamente su casco antiguo es precioso y los templos chinos auténticas maravillas arquitectónicas. De verdad, podría haberlos visitado una y otra y otra y otra vez. Por la noche Hoi An es incluso mejor que por el día. La estampa de la ciudad es casi mágica, con el río y la ribera iluminada por infinidad de luces y farolillos. Uno podría creerse bien bien en la época en la que China dominaba estas tierras. Espectacular, de verdad.

 

HoiAn_interior hoian_dragon HoiAn_noche2 HoiAn_noche1

La ciudad me encantó tanto que podría haberme quedado allí forever&ever de no haber sido por el mal tiempo, el maldito tiempo que marcaría toda mi estancia en Vietnam. La lluvia, sobre todo, y el frío no me dejaron disfrutar de esta encantadora ciudad y mi estancia se limitó a 3 días pasados por agua. Los 2 últimos acompañada por una nueva adquisición que me vi casi obligada a realizar, un NorthFace* para encarar tanto a la misma Hoi An como a los siguientes destinos del norte de Vietnam y Laos.

En el sleeping bus de camino a Hoi An conocería a Paco y Mamen, dos españoles que estaban por tierras asiáticas desde hacía poco pero que iban a quedarse casi 2 meses. Nuestras rutas coincidían tanto que apenas me separé de ellos hace 2 días, un mes después más o menos de nuestro primer encuentro. A Paco y Mamen les debo mucho pero creo que lo que más les agradeceré, además de su compañía, es que me dieran el empujoncito que necesitaba para conducir por primera vez una moto en tierras asiáticas hicimos una excursioncita muy recomendable a las Marble mountains en la vecina Danang. Si no hubiera sido por ellos yo sola nunca me habría atrevido y ahora, echando la vista atrás, puedo asegurar que los paisajes más bonitos que he visto en este viaje han sido tras alquilar una moto y salir por ahí a recorrer las carreteras. Sin duda, la moto es un puntazo que te da libertad y autonomía. Y como bien digo, os regalará algunos paisajes inolvidables.

 

marblemountains2 marblemountains1 marblemountains

 

HUE
La vista a Hue la recuerdo… muy triste. Tras abandonar Hoi An el maldito tiempo empeoraba. Lluvia y frío, mucho frío. Las noticias decían que en el norte, en Hanoi, hacía mejor tiempo cosa incompresible sí, ¿más al norte y mejor tiempo? Sí, hay que hacer un máster para entender los cambios de tiempo y temperatura de Vietnam. Con lo friolera que yo soy Vietnam no me estaba dando ni un respiro así que, pese a que mi intención inicial no era esa, decidí que sólo me quedaría 1 día en Hue. Una lástima, sí. Como todo el viaje en Vietnam.

 

ciudadprohibida4

ciudadprohibida7

ciudadprohibida3

Hue tiene cuerda suficiente como para quedarse 3-4 días. Declarada Patrimonio Mundial, esta ciudad está considerada el corazón intelectual, cultural e histórico de Vietnam. Fue antigua capital imperial cuando los emperadores Nguyen reinaban y por ello alberga palacios, pagodas y tumbas reales. Como yo solo tendría un día debía elegir qué quería visitar. La elección estaba clara: la Ciudadela y la Ciudad Púrpura Prohibida donde el antiguo emperador desarrollaba su vida privada.

ciudadprohibida2 ciudadprohibida1
ciudadprohibida8 ciudadprohibida6 ciudadprohibida5

La ciudad me pareció preciosa pero, sinceramente, 1) no disfruté nada de la visita por el tremendo frío que hacía; 2) tras casi morir congelada tuve que “huir” incluso antes de verlo todo. Así que, esa misma noche y ya refugiada bajo la manta de mi cama, mi única ilusión radicaba en el autobús que me dejaría en la ¿calurosa? isla de Cat Ba. Allí visitaría una de las estampas más famosas de Vietnam y del mundo entero: la bahía de Halong.

Paco y Mamen no estuvieron conmigo en Hue. Ellos habían dejado Hoi An un día antes que yo y se dirigían a la que dicen fue de las cosas más impresionantes y bonitas que visitaron en Vientam: las cuevas del parque nacional de Phong Nha-Ke Bang. Mi intención también era ir a verlas pero hacía taaaaaaaaanto frío que no me veía yendo al parque nacional, ni a las cuevas ni a ningún sitio. Sólo quería calor… así que Paco, Mamen y yo nos volveríamos a encontrar en Cat Ba.

 

*Lo prometido es deuda. Si visitáis Hoi An empezaréis a ver muchísimas tiendas que venden NorthFace a precios irrisorios. La fábrica de la marca está en la misma Vietnam así que si buscáis bien os podéis hacer con uno bueno a muy buen precio. Tras preguntar en infinidad de tiendas y aquí y allá yo adquirí el mío en el sitio donde tenía mejor calidad-precio. La tienda, para interesados, se llama “Quay Luu Niem Souvenir Shop, Ngoc Diêp Handicraft” y está en la calle 10-20 Bach Dang St. Las encargadas de la tienda fueron majísimas, nos hicieron un descuento muy bueno y les prometí que pondría aquí su dirección. Sin duda, si volviera a Hoi An y quisiera volver a comprar un NorthFace, lo haría allí.

AnaMGuiot

Me llamo Ana María Guiot. Tengo 30 años, suelen echarme 25 y, por mi forma de ser podría tener 20. Me gustan muchas cosas: el cine, instagramear todo lo que es bonico, leer, la música indie, las gafas de pasta, viajar, escribir y reírme. Reírme mucho.