Mikeladas #4 – Mi primera moto

Si tenéis planeado venir al sureste asiático debéis saber que tener la posibilidad de alquilar una moto es algo clave en el viaje. Hasta que llegué a Hoi An yo jamás había conducido una moto. Así que, cuando quería explorar los alrededores o hacer alguna excursión, siempre tenía que recurrir a tours organizados o pagar al tuk tuk de turno, “pasar por el aro” vaya… una tomadura de pelo por la que pagas mucho y, encima, te llevan de un lado a otro como si fueras tontito. Lo odiaba.

En Hoi An conocí a Paco y Mamen y consiguieron convencerme para que alquilara una moto y nos fuéramos juntos a las Marble Mountains. Yo no las tenía todas conmigo, ¿conducir una moto por primera vez en toda mi vida en Vietnam? ¿Ese país donde no hay casi semáforos y aunque los haya los coches y motos hacen lo que quieren, no señalizan nada, etc., etc., etc,? No way! Podía morir en el intento. Pero desde hacía tiempo sabía que la moto daba muchísima libertad y me odiaba a mí misma por no tener el coraje de alquilar una. Ahora, se me presentaba delante la oportunidad que necesitaba. Era now or never. Si la alquilaba en Hoi An al menos Paco y Mamen estarían allí para ayudarme, aconsejarme o “salvarme” si la liaba parda.

Como en otras ocasiones en este viaje me la jugué. Lancé los dados para ver qué salía y por suerte todo salió bien. Durante el viaje, y hasta hoy, he alquilado motos 5 veces, siempre acompañada de Paco y Mamen y he tenido algún “problemilla” 2 veces (sin consecuencias graves jajaja). Pero bueno, quien arriesga no gana y yo he ganado mucho en las excursiones que he hecho en moto. Muchísimo.

 

 

AnaMGuiot

Me llamo Ana María Guiot. Tengo 30 años, suelen echarme 25 y, por mi forma de ser podría tener 20. Me gustan muchas cosas: el cine, instagramear todo lo que es bonico, leer, la música indie, las gafas de pasta, viajar, escribir y reírme. Reírme mucho.