Mikeladas #5 – Vietnam en diciembre y a contrarreloj

“Diciembre-marzo: Tiempo fresco al norte de Hue y el monzón de invierno con lloviznas”. Lluvias casi inexistentes, temperatura entre 15 y 22 grados.

Esta es la lectura que extraes en la Lonely Planet si pretendes visitar Vietnam en diciembre, cuando yo lo hice. Pues resulta que NO. Resulta que hubiera sido mejor para todos que pusieran: Cuando dejes Ho Chi Minh prepárate para pasar frío en el centro del país, donde también tendrás que soportar una lluvia fina día sí y día también. Al norte, en Hanoi.. bueno… cuando salga el sol calorcito pero cuando se ponga, prepárate para tiritar. ¿Sapa? Allí experimentarás lo horrible que puede ser darte una ducha, aunque sea con agua caliente. Esto es Vientam en diciembre.

¿Cómo puede ser que TODOS, absolutamente TODOS los viajeros que estábamos en diciembre en Vietnam no supiéramos que hacía tanto frío? Es incomprensible. Yo empiezo a pensar que tienen un acuerdo con NorthFace para que todos acabemos comprando alguno en Hoi An. Todo viajero que cruzaba el país rumbo norte, tenía sí o sí que adquirir uno ya que, ilusos de nosotros, íbamos con ropas totalmente veraniegas. Y todos nos preguntábamos unos a otros: “¿¡Pero por qué hace tanto frío por DIOS!?”. Suerte la mía que tenía unos tejanos y mis bambas Nike. ¡Los había que iban con sandalias! La mare del tanu con el frío que hacía…

Recuerdo una charla a través de Facebook con Calin y Despina, la pareja de rumanos que conocí en Dalat, donde sólo hablábamos del frío que hacía y de cómo debía estar el tiempo por el norte del país. Despina acababa uno de los mensajes diciendo: “Vamos a acabar como los ingleses, hablando siempre del tiempo”. Y era así, en Vietnam el principal tema de conversación de los turistas era el tiempo. Para mí era una obsesión, sin ropa adecuada y siendo lo friolera que soy. He de admitir que ha habido días que lo he pasado realmente mal y me retiraba corriendo al amparo de las mantas de mi cama. Vietnam ha sido una auténtica carrera a contrarreloj huyendo o intentando huir del mal tiempo y del frío. Y lo peor es que, de noche, no había donde huir. No es que la cosa haya sido horrible, pero nadie sabía que en diciembre en Vientam hacía frío. Y este, a mí, me ha fastidiado la visita. De una estancia que calculaba en perfectamente 26-27 días, se quedó en 20. He visto lo más importante, ¡pero las he pasado algo putas por el camino! ¿A cambio? Menos turistas y precios de risa. En fin, con eso me quedo. Y también con la encantadora Hoi An, con la impresionante Cat Ba y qué puñetas, aunque muriera congelada cada día por la noche, con la misteriosa Sapa.

Por eso este post quiere prevenir al viajero que piensa en visitar Vietnam en diciembre. ¡Quizá sea el primero de la historia que explica que allí hace frío en estos meses! En fin, si te da igual o vas preparado para el frío, go ahead! Si quieres calorcito tendrás que esperar unos meses más.

 

*En Sapa conocimos a dos españoles que habían hecho nuestra misma ruta pero 1 semana por detrás, más o menos. Según ellos les había hecho buen tiempo y lo nuestro había sido algo “extraño”, o eso les decía la gente. Aquí dejo constancia de ello aunque a mí no me convencen mucho…

 

AnaMGuiot

Me llamo Ana María Guiot. Tengo 30 años, suelen echarme 25 y, por mi forma de ser podría tener 20. Me gustan muchas cosas: el cine, instagramear todo lo que es bonico, leer, la música indie, las gafas de pasta, viajar, escribir y reírme. Reírme mucho.