Pizza en Vientián

Vientián no pasará a la historia por ser la ciudad más bonita de Laos, ni de lejos. Más bien, me pareció un tanto aburrida, gris y con poquito interés. Pasamos un par de días allí y fueron incluso demasiados. El primero recorrimos a pie los wats y lugares más importantes de la ciudad como el wat Si Saket, el Haw Pha Kaew o el Patuxai. El segundo visitamos el Buda Park y el Pha That Luang.

 

Vientian3

El impresionante Pha That Luang, símbolo del país.

Vientian2

El Buda Park. Tanta escultura en tan pocos metros cuadrados no me gustó mucho…

Vientian1

El Haw Kha Paew albergó al Buda Esmeralda, ahora en el Wat Phra Kaew (Bangkok, Tailandia).

 

Tras ver tanto wat y tanta pagoda uno empieza a no saber apreciar nada, o lo compara con lo ya visto. Vientián no despertó nada en mí y me pareció más un lugar de paso. Es más, lo que más disfrutamos de Vientián fue un restaurante italiano que descubrimos en la misma calle de nuestro hostal. Se llamaba Via Via. Pizzas riquísimas, baratísimas y servidas en 10 minutos —gloriosos 10 minutos cuando la media en Laos son 45 minutos o más—.

Sí, definitivamente lo mejor de Vientían fueron sus pizzas. Damos fe Paco, Mamen, Despina, Calin y yo.

 

AnaMGuiot

Me llamo Ana María Guiot. Tengo 30 años, suelen echarme 25 y, por mi forma de ser podría tener 20. Me gustan muchas cosas: el cine, instagramear todo lo que es bonico, leer, la música indie, las gafas de pasta, viajar, escribir y reírme. Reírme mucho.