No hay mar pero sí 4000 islas

Antes de salir de Pakse volvimos a reunirnos con Despina y Calin, a los que, teóricamente, habíamos despedido esa misma mañana en Tat Lo. Habían hecho parte del circuito en moto y habían decidido dejarlo e irse ya para las 4000 islas. Así que allí estábamos los 5, dirección a esa increíble formación de más de 4000 islas e islotes que crea el Mekong antes de entrar en Camboya. Elegimos Don Khon como nuestra pequeña residencia durante los días que visitábamos el lugar y aprendimos de verdad lo que significa “vivir bien”. ¿Qué hicimos? Aquí una lista:

tots
donkhon_palmeras donkhon4
donkhon_food

  • Comer rico y barato.
  • Descansar a la bartola tirados en algún restaurante antes, durante y después de haber comido, claro.
  • Alquilar unas bicis e ir a explorar la isla.
  • Caminar por la única calle del pueblito y ver miles de puestecillos de comida. El finde había una party de escándalo.
  • Ver la peli de las tortugas ninja tirados en el restaurante del hotel.
  • Comer más.
  • Descansar más.
  • Ver algunas cataratas —aquí se encuentran las más anchas de todo el sureste asiático—.
  • Comprar sandía y piña y comérnoslas tirados a la bartola en el restaurante del hotel.
  • Ver la puesta de sol cenando.
  • Fumigar la habitación (Mamen) para que no entrara ningún bicho. En esta isla es donde más bichos voladores he visto en toda mi vida. Es la única pega que le pongo.
  • Ver la puesta de sol desde la hamaca de la habitación.
  • Probar por primera vez una fruta rarísima de la que ni ahora sé el nombre.
  • Comer rico y barato.
  • Descansar más.
  • Probar el mejor zumo de piña de la historia.
  • Ver más puestas de sol.
  • Escribir 20 posts atrasados de mi blog.

 

donkhon1donkhon3 donkhon_atardecerdonkhon2

AnaMGuiot

Me llamo Ana María Guiot. Tengo 30 años, suelen echarme 25 y, por mi forma de ser podría tener 20. Me gustan muchas cosas: el cine, instagramear todo lo que es bonico, leer, la música indie, las gafas de pasta, viajar, escribir y reírme. Reírme mucho.