15112014_portada

Cuando viajemos por el sudeste asiático (en particular Tailandia, Camboya y Laos) una palabra aparecerá de repente en todas nuestras conversaciones: “WAT”.