14112014_bigote

Los que me conozcan sabrán que mi perdición son los bigotes y las barbitas. Me encantan. Pero estando en Bangkok me he dado cuenta que hay bigotes y bigotes. Y barbas y barbas.