kinkakuji_slider

El Kinkaku-ji, o pabellón dorado, se construyó en 1397 por orden del shogun Ashikaga Yoshimitsu. Tras casi 600 años y 3 incendios, tenemos la suerte de poder contemplarlo en todo su esplendor y tal como fue. Un templo que brilla por si solo, sin necesidad del sol.